top of page

Las habilidades digitales


No te ha pasado que ocupas tu celular para hacer muchas cosas. Por ejemplo, tomar fotografías, enviar notas de voz, memes, corregir entregas de trabajos, hacer videos, retocar fotografías, hacer listas, llevar una agenda, acceder a tu correo electrónico, las redes sociales, juegos e infinidad de usos que sin darnos cuentas nos han permitido mediante su uso obtener habilidades que antes no teníamos. Aunque, para mi generación se vienen también los recuerdos de clases de computación en el colegio- donde, aprendimos a escribir, guardar, crear presentaciones y hasta jugar. En ese momento no las percibía como nuevas habilidades, sino como nuevas experiencias. Estas habilidades son las llamadas digitales, son aquellas destrezas que nos permiten hacer uso de las tecnologías de la información y comunicación, TIC, de manera segura y dándole un uso eficaz.



Estas habilidades las hemos aprendido muchas veces siendo curiosos usando la computadora, el celular, la tableta, y cualquier elemento donde podamos interactuar de manera digital, como los menu digitales del McDonald's. Nos hemos aventurado a hacer clicks para búsquedas, seleccionar algo que queremos, filtrar la información de una compra en una tienda online, guardar información en pestañas o fotos de algo que necesitaremos después, compartimos información que creamos en el momento, y podemos comunicarnos no solo hablando por teléfono, aunque esta última, nos es como la primera opción de comunicación que elegimos en la actualidad. Aun así, seguimos y seguiremos teniendo nuevas formas de interactuar digitalmente, algo que nos lleva a seguir aprendiendo.



Algunas veces nos han ayudado a aprender cómo hacer todas estas actividades, y en otras ocasiones somos nosotros los que hemos ayudado a otros a comprender cómo interactuar con estos elementos para poder comunicarnos digitalmente, y debido a que la tecnología sigue evolucionando, no es tan fácil tratar de estar siempre actualizado. Sin embargo, es muy útil en el mundo actual poder resolver muchos problemas que se nos presentan, desde el aparatito que se encuentra en la palma de nuestra mano. Pensar en cómo hacíamos antes o cómo vivían las otras personas antes del internet, la comunicación móvil, y las redes sociales pareciera una tarea que requiere más tiempo y esfuerzo que fácilmente se alivia con un click acá y otro por allá.



¿Cómo te sentiste la primera vez que te comunicaste con tus amigos sin estarlos viendo directamente? ¿Cuántas veces el uso de la tecnología te llevó a otro lugar? ¿A comunicarte con otra persona en otro idioma al que hablas? ¿Conocer de nuevas oportunidades laborales y de crecimiento que puede realizar fuera del país sin salir del país? ¿Qué sientes cuando vas a experimentar usar un nuevo aparato digital? Te da curiosidad, ¿verdad? Hay un interés muy natural en nuestro ser de querer casi que jugar, es algo nuevo, posiblemente interactúe con nosotros, y podamos desenvolvernos en una nueva experiencia digital, pero, no hemos nacido con la tecnología en nuestra cabeza, aunque haya nativos digitales que solo con verlas aprenden y comprenden cómo usarlas, es necesario adiestrarse en el correcto uso y cómo aprovechar su aplicación para nuestro desarrollo personal y profesional. Caso contrario será como entrar a una jungla donde cualquier cosa puede pasar, ya que no llegamos cómo un explorador preparado para la búsqueda y la supervivencia en ese medio. Existen muchas maneras en las que podemos mejorar nuestras habilidades al hacer usos de nuestras herramientas, ya sea un celular, la compu o una tableta. Saber usar las 3 ya es una buena destreza para hacer diversas actividades.



Aprender a comunicarnos digitalmente no es una tarea difícil, pero si requiere constancia. Al igual que al saber cómo comunicarnos, podremos dar el siguiente paso consecutivo que es el continuar formándonos y aprendiendo habilidades digitales. Entre estas habilidades están la alfabetización de la información (cómo podemos expresar lo que sentimos de manera clara y directa), la comunicación y colaboración (cómo interactúa con otros de manera efectiva), creación de contenidos (producir información), seguridad (cómo hago todo esto de manera segura para mí y para los demás) y por último la resolución de problemas (a este nivel es comprender cómo funcionan las herramientas y medios digitales, y cómo podemos incorporar soluciones). Con estas 5 habilidades lo más importante debería ser poder desenvolvernos en estos medios de tal manera que no se comprometa nuestra integridad. Siempre hay que tener cuidado en asegurarnos que los sitios y las apps que usamos son seguras, no compartir información personal, y siempre permitir a nuestra curiosidad aprender a usar nuevas herramientas, que en ocasiones pueden ayudarnos a mejorar nuestras vidas “aceleradas”.



Aprender a usar las TIC de manera correcta nos abre las puertas a un mundo de oportunidades tan grande y diverso o tan específico y acoplado a nuestros intereses, pero dependerá de que tan bien podamos usar nuestras habilidades digitales. ¿Cuántas veces al leer un mensaje nos hemos enojado o puesto triste, solo por como leímos el mensaje? O posiblemente porque la otra persona no pudo transmitir en palabras el mensaje que quiso darnos. El poder de comunicar, trabajar, colaborar y adiestrarnos a nivel virtual es algo que se aprende, y existen reglas para saber cómo llevar relaciones virtuales sanas. Estas con las llamadas netiquetas, un conjunto de reglas para comportarse al interactuar con otros en medios digitales, esto quiere decir, saber respetar al otro para que me respeten a mí. Estas reglas parecen ideales y poco usadas cuando vemos casos de acoso, bullying, insultos, videos violentos, pareciera que decir nuestra opinión en estas ocasiones, es aprovecharnos de que en los medios digitales no nos ven directamente, y sale lo peor de la persona, porque no hay consecuencias directas, no en todos los casos, de esto, lamentablemente.


Al final, usar estas herramientas, y aprender cómo comunicarnos a través de ellas, nos ayuda a adquirir confianza en integrarnos a ciertas dinámicas de interacción digital, logramos además compartir información, trabajar colaborativamente y resolver problemas que antes hubieran requerido de otro tipo de soluciones, que ahora están al alcance de varios clicks, si sabemos cómo usarlo.




25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page